diumenge, 30 de novembre de 2008

Crítiques

En mis composiciones retratos y paisajes, la medida
es el hombre, sus luchas, sus sueños, sus decepciones
y en definitiva su amor a la vida.
Presentacíó de l'obra, 1972
...............................................
Expone algunos retratos y pinturas de temática alegórica.
Si los retratos incluyen una penetrante objetivación
sicológica, en las composiciones en cambio, están dominadas por una fantasía muy personal de base
geometrica y otros riesgos de clara intención simbólica y
excesiva influencia literaria,extraplástica por tanto.
Angel Marsà, critic d'art.
El Correo Catalan, 5 de febrer de 1972
..............................................
La humanización del hombre, idea que se agita en el
interior del joven pintor, figura como constante de todas sus obras.
Arumí, periodista
Diario de Barcelona, 13 de febrer de 1972.
......................................
Muestra realizada dentro de una figuración que sería
académica si, voluntariamente, el pintor, no se hubiese
aplicado en ofrecer-incorporar-la participación de ciertos
geometrismos y, todavía, algunos riesgos que rompiendo
la fidelidad de lo medido, incorpora un lenguaje más
expresivo y profundo a sus obras.
Expresivo lenguaje, que si B. Aumatell hace, en sus
composiciones impregnadas, a la vez, de dramatismo y
plasticidad, en los retratos realza permaneciendo fiel
a los modelos, en uno y otro caso, el pintor pone de
manifiesto su buena preparación en el dibujo y en el arte
de componer, así como su dominio sobre el color, que sirve al total de la obra que se ha propuesto.
Francesc Galí, critic d'art
Mundo Diario, 14 de maig de 1977
.......................................
Pintura bien elaborada dentro de una concepción
que podriamos considerar tradicional, en la que
destacan las numerosas aportaciones plásticas, de
tipo personal, que confieren a la obra , caracter y
fuerza expresiva
Miramar TVE, 15 de maig de 1977
.......................................
Los temas más frecuentes en su obra son el retrato, las
composiciones con figura y el paisaje.
En el primero de dichos géneros se ajusta fielmente
a la visión real y a los rasgos psicológicos y físicos
del modelo, si bien en sus otros temas da rienda suelta
a su imaginación, obrando fantásticas composiciones
figuradas, alegorías y escenas de naturaleza simbólica
de tono académico.
Diccionari d'Art Ràfols, 1985.
...............................................
En un marco arraigadamente académico; velos y
desvelos de las figuras, paz en la búsqueda del paisaje,
alegorias a partir de la mujer o la naturaleza.
¿A dónde conducen el rio o las calles de Tossa? ¿Que
muestran y ocultan estos cuadros? Una dedicación,
Raúl Ruiz, escriptor, 1986
................................................
Valentía en la figura femenina que B. Aumatell trata
en difíciles y bellos enfoques. Pese a las concesiones
literarias que a veces hace. los desnudos tienen fuerza
por sí mismos y por los fondos en que se mueven.
Tambien cultiva el paisaje, pero, a mi entender, lo
siente algo más superficialmente.
J. M. Cadena, crític d'art
El Periodico, 5 d'abril de 1986
..............................................
Paisaje y figura, con predominio de la última, marcan
la obra de B. Aumatell, no en vano Aumatelles, es,
tambien, un retratista de reconocido prestigio.
Personalmente me inclino por la figúra, que rodea
de un cierto y elegante místerio.
No le basta con plasmar la belleza del cuerpo, con
conjugar las calidades cárnicas: añade el incribirla de
un cierto ritmo geométrico, la complementa con una
serie de adornos, puro estallido de formas que la
acompañan acogedoramente.
En los paisajes la impronta captadora de la impresión
marcan su obra: su cromatismo se vuelve más intenso,
más liberado de las formas y siempre la sinceridad
pictórica.
A Santamaria, critic d'art
Gal-Art, abril de 1993.
.......................................................
Bonaventura Aumatell, galerista i artista, que ens
explica la realitat i la bellesa a través de la figura
femenina, peró sempre explicada a través d'aquest
encertat onirisme que normalment envolta precisament
la figura més bonica de la creació, la femenina. A
traves de les seves suggeridores disquisicions plàstiques,
ens transporta al món del irreal de manera que ens el fa
sentir palesament real, ens fa viure en certa manera una
altre vida i ens transporta tal vegada a l'Eden del somni.
Josep Maresma i Pedragosa, critic d'art.
Membre d'ICCM, novembre de 1995

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada